La lista de hoy va de juegos de cartas, y más concretamente de juegos rapiditos, sencillos y con los que enlazar varias partidas seguidas, es decir, fillers.

Gracias a su sencillez y rango de jugadores son perfectos para llevarlos a la piscina, cumpleaños, reuniones etc. Estos pequeños juegos esconden muy buenos ratos de diversión, no los infravaloréis:
Abluxxen (2014)
Diseñado por W. Kramer y M. Kiesling
2 – 5 jugadores
Tras unas reglas muy sencillas se esconde una mecánica de juego muy interesante en donde se pueden planear jugadas muy chulas. Intenta bajar todas las cartas que puedas de tu mano, sino al final de la partida contarán como puntos negativos.
Uno de los mejores fillers de los último años.
Black stories (2004)
Diseñado por Holger Bösch
2 – 99 jugadores
Los jugadores intentarán descubrir los motivos de un caso de asesinato.
Un jugador hace de “guardián”, lee una carta y a partir de ahí el resto de jugadores deberán preguntarle cosas. El guardián solo podrá responder “si” o “no”.
Un juego sencillo y cooperativo, perfecto para viajes en coche, piscina y demás circunstancias en donde no haya mesa, ya que no la necesita.
Como punto negativo resaltar la rejugabilidad, aunque existen muuuuchas expansiones con cientos de casos diferentes.
Bohnanza (1997)
Diseñado por Uwe Rosenberg
2 – 5 jugadores
Todo un clásico. Los jugadores plantarán en sus campos todo tipo de rocambolescas habichuelas para venderlas y conseguir pasta. El jugador con más dinero será el vencedor. Un juego de negociación pura y dura en donde tu capacidad de “come orejas” será sumamente importante.
Un juego que siempre gusta gracias a su tema y dosis de negociación.
Como curiosidad aclarar que la versión española está capada, trae menos cartas. Si lo pillas en su versión alemana permite partidas de hasta 7 jugadores, aunque no es lo más recomendable debido a su duración.
Coloretto (2003)
Diseñado por Michael Schacht
2 – 5 jugadores
Y otro clásico más este juego camaleónico.
Intentad coleccionar cartas de tres colores diferentes, y cuidado, porque a partir del cuarto color dichas cartas os darán puntos negativos. Un juego con muy mala leche e interacción continua. Un éxito seguro entre no jugones.
Si estáis interesados conseguid la versión 10º aniversario, el arte gráfico es mucho más bonito.
Divinare (2012)
Diseñado por Brett J. Gilbert
2 – 4 jugadores
Debido a su duración está un peldaño por encima del filler, pero no quería dejar de mencionar este original juego de cartas.
Los jugadores intentarán adivinar la cantidad de cartas que saldrán a mesa de cada uno de los 4 palos disponibles. Una mecánica muy interesante de apuestas y press your luck acompañado de un aspecto gráfico precioso. Muy recomendable en el ámbito familiar.
Hanabi (2010)
Diseñado por Antoine Bauza
2 – 5 jugadores
Curioso juego cooperativo en donde los jugadores tienen sus cartas… al revés!! Los demás jugadores deberán darnos pistas para ayudarnos a deducir nuestras cartas y de este modo bajar a mesa la necesaria para seguir avanzando (es un cinquillo cooperativo). Un juego muy cachondo en el que lo más difícil es no hacer trampas. Risas aseguradas.
¡No gracias! (2004)
Diseñado por Thorsten Gimmler
2 – 5 jugadores
Partidas muy rápidas y sencillas. Se explica en menos de 1 minuto y gusta a gente poco acostumbrada a los juegos de mesa. Muy cercano a los juegos de cartas tradicionales como la ronda, cinquillo, brisca y demás. Muy piscinero.
Como punto negativo se puede quemar rápido si se juegan muchas partidas seguidas.
One night ultimate werewolf (2014)
Diseñado por Ted Alspach y Akihisa Okui
3 – 10 jugadores
Grandísimo juego de “roles ocultos” y estupenda variante del “hombres lobo” de toda la vida. Las partidas duran una sola ronda de juego, lo que da pie a enlazar muchas partidas seguidas para ir conociendo bien las posibilidades de cada personaje. Y ahí es en donde radica si virtud, engancha mucho y ofrece partidas geniales.
Saboteur (2004)
Diseñado por Fréderic Moyersoen
3 – 10 jugadores
Otro clásico del juego grupal. Hasta 10 jugadores encarnareis a una tropa de enanos enfrascados en la búsqueda de pepitas de oro en una profunda caverna.
Lo que pasa que algunos de vosotros seréis saboteadores cuya misión será evitar y sabotear la misión. Un juego de “roles ocultos” que funciona muy bien por su sencillez de juego y divertida temática.
Sushi go! (2013)
Diseñado por Phil Walker-Harding
2 – 5 jugadores
Perfecto para embaucar a las féminas de la reunión, con este juego no se podrán resistir a jugar. Los jugadores crean su propio menú de sushi durante tres sencillísimas rondas de juego. Cada tipo de plato (carta) puntuará conforme a unas reglas diferentes.
Set collection, draft de cartas y un ligero toque de memory se completan con un aspecto gráfico encantador.
Como punto negativo se puede quemar bastante rápido.
Thor (2002)
Diseñado por Reiner Knizia
2 – 6 jugadores
Completo juego de cartas en donde los jugadores deberán apostar por el favor de diversos dioses nórdicos en una mecánica sencilla y elegante.
El juego incluye un mazo de cartas adicional para renovar la experiencia de juego con nuevas posibilidades. Muy completito (y de Knizia ;)
Si no encontráis esta edición el juego se ha publicado también como Botswana, Loco!, Quandary y Flinke Pinke.
Toma 6! (1994)
Diseñado por Wolfgang Kramer
2 – 10 jugadores
En mi opinión el mejor filler de cartas del mercado.
Un juego de bazas en donde los jugadores intentarán no llevarse ninguna de las bazas, una contradicción que resulta sumamente divertida. El juego ofrece diferentes variantes a cada cual más interesante. Yo recomiendo que una vez conozcáis la dinámica del juego probéis la variante táctica, se convierte en un juegazo lleno de emoción y risas. 100% recomendable.
Su versión 20ª aniversario incluye 10 cartas nuevas con una variante muy cachonda.
FUENTE: Blog Snake Eyes
Categories: Juegos de mesa, Todo

Leave a Reply