En la caja básica vienen 8 mazos predefinidos de 20 cartas, 16 cartas de base y los marcadores de puntos.

En la actualidad ya hay 3 expansiones.

Cada jugador elige dos mazos, usando el método que se considere más adecuado. Los baraja y toma las 5 primeras cartas.

Se colocan en la mesa tantas cartas de base como jugadores, más una. Las cartas de base tienen en la parte superior izquierda un valor que representa los puntos de ruptura.

El juego consiste en jugar una carta de tu mano de esbirro, o una de acción, o una de cada, sobre las bases.

Las cartas de acción tienen efectos sobre las demás acciones, las bases o los esbirros.
Los esbirros poseen un número en la parte superior izquierda que representa su poder.

Si en algún momento de la partida, la suma del poder de todos los esbirros de todos los jugadores jugados sobre una base, iguala o supera los puntos de ruptura de la base, la base rompe y comienza el reparto de puntos. El que más poder ha aportado con sus esbirros recibe los puntos de la izquierda, el segundo los del medio y el tercero los de la derecha. Se sustituye la base por una nueva y se sigue jugando hasta que algún jugador llegue o supere los 15 puntos, momento en el que gana la partida.

Fuente: Cheyene juegos
Categories: Juegos de mesa, Todo

Leave a Reply