En el año 2013 SM nos sorprendió con una subcolección dentro de su serie blanca de Barco de Vapor: “Pepe piensa”. Hoy la serie ha crecido, vamos a conocerla…

En esta nueva serie de El Barco de Vapor los pequeños lectores podrán reflexionar junto a sus padres sobre temas tan importantes como la muerte, el consumismo, la verdad…
Pepe es un niño que se pregunta muchas cosas y, cuando no encuentra la respuesta, se las pregunta a sus padres. Pepe es un niño como casi todos los niños.
La cuestión es que a veces sus padres, como casi todos los padres, no saben qué contestarle.
Esta subserie Blanca (a partir de 6 años) de El Barco de Vapor abre una vía de comunicación entre pades e hijos sobre temas tan importantes como la vida misma.
En estos libros niños y padres encontrarán un cuento muy divertido. Pero además, al final del libro, se incluye una sección de informaciones y juegos que dará propuestas a los adultos para dialogar con los niños sobre el tema que se trata en cada libro: el consumo, lo que es justo y no lo es, la vida y muerte, la verdad…
La colección
         
     
¡Cómprame la moto roja! Pepe se pregunta por qué no puede tener esa moto de juguete que ha visto en el supermercado. Es tan chula, tan barata, tan irresistible… Y su madre no sabe cómo explicarle que no se puede comprar todo lo que a uno le gusta.
¿Por qué no habla mi gata? Pepe se pregunta por qué su gata Bergamota, que es tan lista, no le dice nunca nada. Si él le cuenta todo lo que le pasa, ¿por qué ella no responde? En fin, hable o no hable, Pepe “miauquiere” igual a su gatita.
Y después… ¿qué pasa? Pepe se pregunta si su gata Bergamota vivirá para siempre, cuánto vive la gente y qué pasará cuando la vida se acaba… “Nadie dura para siempre”, le dice su madre, y le explica que la vida es algo precioso que hay que disfrutar. Por ejemplo, jugando al zorro con sus amigos…
¡Es mío! Pepe se pregunta por qué el tal Óscar será tan rollo. ¿No se supone que tiene que ser su amigo? Entonces, ¿por qué no quiere compartir ningún juguete ni jugar a nada entretenido? Menos mal que, al final, cualquier  excusa es buena para compartir un rato divertido…
¡No es justo! Pepe se pregunta por qué los mayores tienen tanto morro: ellos pueden comer lo que quieran, irse a dormir cuando les da la gana y salir a la calle solos si les apetece… ¿Por qué los niños no pueden, a ver?
¡Ay, qué daño! En esta ocasión, Pepe se pregunta por qué narices le duele tanto esa muela. Y por qué hay que ir al dentista, que no mola nada. Y por qué existe el dolor, ya que nos ponemos…
Fuente: Editorial SM
Categories: Libros, Todo

Leave a Reply